COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El primero de los basquetbolistas a quien le retiraron su camiseta fue Marcelo Milanesio, en 2002 y la histórica número “9”. Símbolo de un Atenas no sólo multicampeón y sinónimo de Liga Nacional de Básquet, sino de uno de los grandísimos jugadores que dio la Argentina.

El segundo fue un emblema del básquetbol bahiense, su camiseta 14 era sinónimo de “Beto” Alberto Pedro Cabrera, quien a fuerza de talento y de juego hizo inmortalizar su casaca en el Osvaldo Casanova, con un recordado reconocimiento en 2004.

La número “5” fue de otro de las insignias de goleador insaciable como lo fue Héctor “Pichi” Campana. El cordobés fue agasajado en 2005 y su camiseta quedó para siempre en el cielo del “Palito” Cerutti de la ciudad de uno de los grandes de la Liga Nacional.

TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ