Después de los rumores que surgieron en medios españoles, Barcelona confirmó la noticia mediante un comunicado: "No se podrá formalizar el acuerdo debido a obstáculos económicos y estructurales (normativa de LaLiga española)".

 “Ante esta situación, Lionel Messi no continuará ligado al FC Barcelona. Las dos partes lamentan profundamente que finalmente no se puedan cumplir los deseos tanto del jugador como del Club”, afirmaron.

Rápidamente la noticia explotó en todo el mundo y el futuro del 10 de la selección por estas horas es un misterio.