Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia recibió a Obras Basket en lo que se preveía un gran juego entre dos equipos que se ubican en la zona alta de la tabla de La Liga Nacional y el mismo comenzó muy luchado como era de esperarse.

En las primeras acciones de juego el norteamericano Keith Stone mostró rápidamente su fortaleza ante el cubano Yoanki Mencia, con dos increíbles tapas, en lo que aparentaba ser el gran duelo de la noche.

Sin embargo, pese a no estar certero el goleador durante los primeros minutos, quienes aparecieron para respaldarlo fueron Sebastián Vega y Roberto Acuña, lo que le posibilitaron al local imponerse en el marcador.

La reacción del cubano no tardó en llegar, y fue allí cuando Gimnasia se hizo dueño del encuentro con Mencia como principal artífice de la ventaja y con un gran trabajo en equipo que conllevó al mal funcionamiento del rockero, que se mostró incómodo durante el primer cuarto, en el que Gimnasia logró una sorpresiva ventaja de 15 puntos (28-13).

En consiguiente a lo realizado previamente, el local continuó con el mismo ritmo avasallador y con la particularidad de jugar gran parte del segundo cuarto con un quinteto suplente, brindándole un descanso muy largo a sus titulares.

La actuación del verde durante la primera mitad fue realmente superlativa, con un dinamismo de juego que ofuscó a su rival llegando a marcar una diferencia de 20 puntos, la cual terminó siendo la ventaja que obtuvo Gimnasia previo al entretiempo (66-36).

Si hay que hablar de actuaciones destacadas en estos primeros veinte minutos, podemos hablar tranquilamente de Sebastián Vega, que con 14 puntos fue el goleador parcial del juego y principal responsable de la gran ventaja lograda por su equipo con tres de cuatro en tiros de larga distancia.

En la segunda mitad, el local comenzó muy errático, pero Obras estuvo lejos de aprovechar las oportunidades que le fue brindando Gimnasia para poder acortar el marcador y se estancaron con un cuarto de bajo vuelo basquetbolistico; pero que de igual manera con el correr de los minutos el Mens Sana se afirmó y continuó ampliando el marcador logrando una diferencia de 37 puntos al término del tercer cuarto (93-56).

Durante el cuarto final, el local no se detuvo en su ambición por seguir aumentando la diferencia y lo realizó con un quinteto muy joven en cancha que terminó de sellar la victoria del verde por 114 a 70.

El máximo anotador del encuentro fue el norteamericano Marcus Elliott con 20 tantos, seguido por Facundo Vázquez con 18 y Sebastián Vega 17. Por el lado del rockero, el más destacado fue Joaquín Rodríguez Olivera con 11 puntos.

Síntesis del partido:

Gimnasia y Esgrima (114): Yoanki Mencia 9, Marcus Elliott 20, Sebastián Orresta 7, Sebastián Vega 17, Roberto Acuña 10 (FI); Ayan Núñez de Carvalho 14, Ramiro Stehli 0, Agustín Barreiro 6, Facundo Vázquez 18, Leandro Fogel 0, Diego Romero 9, Franco Ferraria 4. Entrenador: Martín Villagrán.

Obras Basket (70): Keith Stone 2, Joaquín Rodríguez Olivera 11, Luca Valussi 3, Pedro Barral 7, Lautaro Berra 10 (FI); Felipe Inyaco Toledo 2, Franco Smaniotti 8, Juan Pablo Venegas 8, Victor Andrade Toyo 6, Alejo Digon 5, Fernando Fuenmayor 6, Matías Von Schmeling 2. Entrenador: Bernardo Murphy.

Parciales: 28-13; 38-23 (66-36); 27-20 (93-56); 21-14 (114-70).

Árbitros: Pablo Estévez – Silvio Guzmán – Franco Ronconi.

Estadio: Socios Fundadores (Comodoro Rivadavia, Chubut).

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!