Leo es  amante de los deportes. Incursionó en el Tae Kwon Do de pequeño, a los 14 años debutó en la reserva de Usma y también fue parte del seleccionado juvenil de voley de Chubut. La música, fue su otra pasión. Mientras estudiaba y realizaba deportes, trabajaba con su tío en el armado de sonido e iluminación. Eso llevó a que su vida de un giro inesperado.

"Trabajábamos con  ´Los Infieles´, y ellos me propusieron ser parte de la banda cuando tenía 17 años. A mí me gustaba mucho la percusión. Me dieron la posibilidad de que pula eso  y fueron enseñándome. Tuve la suerte de ser parte de la formación original y también de la renovación cuando se separan. Recorrimos el país. Llenamos lugares con más de 3000 personas ", contó el productor. 

Moreno también fue uno de los impulsores de la reconocida banda "Repatra" y retrata la anécdota que derivó en el tema "Me corrió un toro".  "Volvíamos de Esquel de una gira por la cordillera. En un momento bajamos a estirar las piernas y vimos un toro que habia saltado el alambrado. Cuando quisimos acercarnos  atinó a defenderse y nos salió a correr. Nos metimos todos a la trafic y él se quedó detrás de unos arbustos escondiéndose.  En el momento fue tenso, pero después quedó como una linda historia", recordó.

 

 

Luego de su paso en la música, que duró alrededor de 4 años, conoció a Darío Achaval, quien lo invitó al kickboxing. Era una época donde la actividad no era tan reconocida como ahora. 

"Empecé a formar una gran amistad con Darío. Rendí mis primeros cinturones en la escuela que tenía junto a Pablo Torres. Al tiempo Darío se abrió,  formó su propia escuela y yo sin dudarlo lo acompañé. Empecé a entrenar para competir y formamos el primer equipo del Achaval Competición. Nuestro objetivo en aquel momento era hacer conocer el deporte. Solo nos daban espacio en algún festival de boxeo", admitió.

Con los años junto a Achaval formarían el Gym Fight Club y nacería su amor por la producción. Sobre aquellos comienzos, aseveró: "Cuando me tocaba competir siempre colaboraba y me interiorizaba en la puesta en escena. Fui productor del ‘Vasco´ Arisnabarreta y Fernando ´Chino´ Ávila. Aprendí mucho mientras seguía siendo competidor".

 

 

"Con el tiempo llegó el momento de animarme a tomar la decisión a ser el promotor y productor de cada evento y tuve siempre el respaldo de Dario. Ya llevamos seis ediciones del Comodoro Fight Club y el Bosch Tour Patagónico. Además de producir varios eventos amateurs. Por suerte tengo ofertas para producir eventos en Buenos Aires y Paraguay. Pero mi anhelo es trabajar duro para poder seguir trayendo los eventos de primer nivel a Comodoro. Me gustaría traer el WGP ", admitió. 

Leo Moreno en la actualidad es considerado uno de los mejores promotores del país y lo han dicho  personalidades como Cristian Bosch, Nicolás Ryske o Jorge Gionco, entre otros. 

"Agradezco principalmente  a mi hija Valentina que es la persona a la que le saco tiempo para poder hacer los eventos y me apoya incondicionalmente. También a mi abuela que  siempre me daba su bendición antes de cada evento A mis padres y a mi socio, amigo y maestro Dario Achaval por seguir creyendo en mi talento para cada evento. No me quiero olvidar de mis amigos, que están en las  buenas y las malas sea cual sea el resultado de cada proyecto que me toca afrontar", sentenció.