La estrella de la NBA Lebron James tuvo un día de furia el pasado sábado durante un partido de basquet de su hijo Bronny James, e increpó a un relator que había criticado al menor.

El alero de Los Ángeles Lakers se encontraba presenciando un evento de tres días llamado “The Battle: Summer Showcase”, con equipos y prospectos de alto nivel del medio oeste de los Estados Unidos, cuando ante un comentario del narrador decidió saltar el cordón de seguridad para discutir con él cara a cara.

Tweet de Sexto Hombre

"Solo le pitan las faltas por ser quien es”, habría dicho el relator,  deslizando que tenía trato preferencial por parte de los árbitros, en un comentario que no cayó para nada bien en el múltiple campeón.

“Tranquilo, LeBron, tranquilo”, repitió el conductor del evento ante la furia de James.

Tras la aparición de la policía la estrella calmó sus ánimos y volvió a su asiento, donde fue custodiado durante todo el partido para evitar episodios similares.