El juez Gustavo Amarilla decidió este martes que el ex futbolista Ronaldinho y su hermano Roberto de Assis Moreira continuen privados de su libertad pero bajo el modo de prisión domiciliaria, después del pago de una fianza de 1,6 millones de dólares.

Ambos están detenidos hace poco menos de un mes, cuando intentaron ingresar al país guaraní con documentación falsa y luego acusados de formar parte de una banda dedicada al lavado de dinero. 

Ronaldinho y su hermano permanecerán alojados en el Hotel Palmaroga y tendrán custodia policial para evitar que se fuguen de Paraguay.

Los abogados del astro brasileño, Sergio Queiroz y Adolfo Marin, afirmaron que el dinero de la fianza saldrá de una cuenta bancaria de Ronaldinho.

Desde que está detenido, se hicieron públicas numerosas noticias sobre su estadía en la cárcel: el ex jugador del Barcelona participó de un torneo interno, festejó su cumpleaños y más.