tuvo una mala reacción en ocasión del partido que Inter le ganó ayer a la Roma por 3-1, cuando fue reemplazado por el chileno Alexis Sánchez, al retirarse de la cancha pateando una botella de agua en dirección del banco de suplentes donde se encontraba Conte, pero se arrepintió, pidió disculpas y preparará el tradicional asado argentino para sus compañeros.

Según publicó La Gazzetta dello Sport, Martínez, surgido de Racing Club, llegó temprano al entrenamiento, se disculpó con el DT Conte y luego repitió con sus compañeros, para más tarde ofrecerles un asado en su casa.

Lautaro Martínez se disculpó con Conte por la discusión y ofreció un asado a todo el plantel del Inter



En otro orden, la difícil situación económica y financiera del Inter pese a haberse coronado campeón de Italia abre un interrogante respecto de la negociación avanzada para renovar el contrato del delantero del seleccionado argentino, que estaba pactado para que lo firme hasta 2024.

Alejandro Caamaño, el nuevo representante de Martínez, adelantó que "esperan volver a conversar con los dirigentes del Inter" y reiteró que el goleador se encuentra "muy cómodo en el club y en la ciudad".