Néstor Gorosito quedó en el centro de las críticas durante las últimas horas luego de intentar explicar de dónde proviene la raíz de estilo del fútbol argentino y optar por una repudiable metáfora para ejemplificar su mirada que rápidamente se viralizó por las redes sociales.

Desde el piso de TyC Sports le preguntaron cómo había mutado el gusto del futbolero desde el paladar negro a un gusto más relacionado a la fricción. Allí, entre su extensa explicación, utilizó una reprochable argumentación.

“Vos podes lograr dos objetivos. Cuando yo era pibe, ir a un boliche, miraba a una piba, que te mire, mirar una piba, que te mire, espectacular. E ir conquistándola hasta llevártela. Y sentirte satisfecho por lo que lograste. Y otra cosa es ir, agarrarla de pelos y también te la llevás. Y la satisfacción no es la misma, y el gusto no es lo mismo para ninguno de los dos. Entonces yo creo que son formas de sentir”. La frase machista no pasó desapercibida y recibió una lluvia de críticas.

Previamente, el actual entrenador de Tigre había optado por otros métodos para explicar su mirada sobre el fútbol argentino: “Se ha perdido la bohemia, la bohemia no existe más. No existe y es muy importante para la amistad, para los valores, para un montón de cosas. Y el mundo ha ido cambiando. El rating a ustedes los presiona que si no hay quilombo no venden y el quilombo es lo que más vende, entonces hay que buscar quilombo. Hay que buscar el resultado porque es éxito o fracaso, no hay un camino desde el fracaso al éxito. Sino que es éxito y fracaso constante. No hay posiciones intermedias. Eso hace que pasen todas estas cosas. Y después va en forma, si a vos te gusta”.