Tres mil dólares, unos 2.730 euros, ha sido la sanción impuesta por la Federación Internacional de Tenis (FIT) al suizo Roger Federer, tras ser advertido en su partido de cuartos de final del Abierto de Australia contra el estadounidense Tennys Sandgren, por una “obscenidad audible”.

La jueza de silla croata Marijana Veljovic advirtió a Federer en el tercer set de ese encuentro cuando el americano dominaba por 3-6, 6-2 y 2-0.

“Violación del código, obscenidad audible, señor Federer”, dijo la juez de silla, a lo que el suizo respondió: "¿Qué dije?. “No puedo repetir eso, pero ella (la juez de línea) lo ha oído claramente”, añadió la árbitro. Luego, el suizo sacó el duelo adelante, tras salvar siete bolas de partido, por 6-3, 2-6, 2-6, 7-6 (8) y 6-3.

Durante el tercer set se observó una escena confusa en la que tuvo como protagonista al singlista suizo. En las imágenes, se pudo ver a la juez de silla advirtiendo la situación y el posterior reproche del suizo. Tras intercambiar palabras con la umpire se dirigió hacia la jueza de línea con quien también entabló una tensa conversación.