Adrián Martínez, que recién había ingresado por José Velázquez, entró y le fue con todo a la pierna izquierda. Fue un momento que tuvo a todos preocupados.

Leo quedó tendido sobre el campo de juego durante varios minutos. Sus compañeros no lo podían creer. El mundo del fútbol que seguía la transmisión entró en alerta.

Fue tan feroz la patada que casi lo fractura. Lo que más preocupó es que Messi suele levantarse rápidamente cada vez que recibe una falta, pero esta vez estuvo varios minutos, con gestos de mucho dolor.

Tweet de Popular