Para remontarse a los inicios de la rivalidad entre Cipolletti y Huracán hay que contextualizar la situación con el auge de los equipos del interior en el fútbol grande de Argentina. Mediante la estructuración que armó la Asociación de Fútbol Argentino al dividir la alta competencia en Torneo Nacional y Torneo Metropolitano. En aquel entonces Cipolletti y Huracán eran dos de los más grandes equipos de la Patagonia y solían enfrentarse por un lugar en la elite futbolística.

Los torneos nacionales le dieron la oportunidad a Cipolletti, a Huracán, y a otros equipos lejanos a Capital Federal, de codearse con Boca, River, Independiente, Racing y San Lorenzo. En 1985 se jugaría el Torneo Nacional por última vez, desde el año siguiente hasta la fecha el fútbol argentino se divide en diferentes categorías. En ese último Nacional sólo había lugar para Cipolletti o para Huracán de Comodoro Rivadavia. La historia de la final tan recordada empezó el 13 de enero de 1985 en La Visera de Cemento.

TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ

La historia detrás de la rivalidad entre Huracán y Cipolletti