Ayer saltó a los medios la noticia del arresto y consecuente ingreso en prisión de Tammy Lynn Sytch, exluchadora de la WWF que bajo el nombre artístico 'Sunny' triunfó a lo largo de los 90 en los circuitos de lucha profesional, primero peleando en los rings y después como comentarista, mánager y estrella mediática de la industria.

Sytch está considerada como la primera gran Diva de la WWE, forma parte de Hall of Fame de la empresa y en 1996 fue la celebridad más descargada de Internet. Tras su retirada del sector, además, emprendió una carrera en el cine para adultos que la terminó de convertir en un auténtico icono erótico.

Sin embargo, la exluchadora, que en la actualidad tiene 47 años, lleva desde 2012 empalmando problemas con la Justicia. Y el último de ellos la ha llevado directamente a prisión. Según ha informado Fox News, Sytch fue detenida hace unos días en Nueva Jersey bajo los cargos de desacato a la autoridad, de tratar de "eludir" a un oficial de policía, de conducir con el carnet suspendido (por segunda vez) y de saltarse una orden de alejamiento por violencia doméstica.

La estadounidense se encontraba en libertad condicional tras haber pasado ya por prisión hace unos meses, en Pennsylvania, después de haber sido condenada por conducir bajo la influencia del alcohol. Entonces estuvo encarcelada solo dos días, pero ahora la cosa se le podría complicar. En esta ocasión, ha sido arrestada en el Condado de Monmouth y este lunes ingresó directamente en el centro penitenciario de la región. Más allá de estos datos, se desconocen todavía los pormenores y detalles concretos de su situación.