Los Ángeles Lakers quedaron a un paso del campeonato tras ganar el cuarto partido de las finales contra Miami Heat: fue 102-96 para la franquicia angelina, que contó con otra gran actuación de LeBron James para ponerse 3-1 en la serie.

El número 23 de los Lakers fue el líder de su equipo en puntos, rebotes y asistencias en el partido y quedó al borde de un nuevo triple doble para liderar a los de púrpura y dorado. LeBron terminó el encuentro con 28 puntos (8-16 en tiros de campo), 12 rebotes y 8 asistencias en los 39 minutos que jugó, pero fue aún más determinante varias horas antes de salir a la cancha.

Una vez que el Rey se levantó después de descansar en la tarde, les envió un mensaje a sus compañeros a través del grupo de Whatsapp que tienen los Lakers. ¿Qué fue lo que escribió el tres veces campeón de la NBA que busca ganar un nuevo título con una tercera franquicia?  “Me levanté de la siesta tras el entrenamiento de la mañana y sentí la presión, que era uno de los partidos más importantes de mi trayectoria”, contó James en diálogo con la prensa tras el triunfo en la burbuja de Orlando.

“Sé que jugamos con un gran equipo, un equipo ambicioso y muy bien entrenado. Siento que si queremos ser campeones, debemos tener la misma actitud, y esa es mi mentalidad”, agregó el número 23 de Los Ángeles. El mensaje fue claro: si los Lakers quieren ser campeones de la NBA, para James era clave ganar el juego 4. Y así lo hicieron.

“Es la primera vez que LeBron envía un mensaje en la burbuja diciendo que un partido era imprescindible”, confesó Anthony Davis, otra de las claves en el equipo angelino. El pivot anotó un triple decisivo en el final del partido para sellar el triunfo y cumplió una soberbia tarea defensiva conteniendo a Jimmy Butler, la estrella y figura del Heat. Contribuyó con 22 puntos, 9 rebotes y repartió 4 asistencias.

Fuente: Infobae