"Quiero Argentina (en la final), apoyo Argentina (en la semifinal), porque tengo amigos ahí, y en la final ganará Brasil", dijo Neymar tras terminar el partido contra los peruanos, que finalizó con victoria brasileña por 1-0.

El crack de la Verdeamarela cargó duramente contra el árbitro chileno Roberto Tobar, quien dirigió el encuentro, disputado en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro.

"El árbitro no puede hacer lo que hace, es una falta de respeto con todos los jugadores la forma como habla y mira a los jugadores", comentó el jugador de PSG.

"Desde el primer minuto que fui a hablar con él fue muy arrogante, todos los jugadores estaban diciendo lo mismo, creo que no es normal, los dos equipos se quejaron de la forma como dirigió el partido. Puede acertar o fallar, como nosotros los jugadores, pero la arrogancia que tuvo en el partido de hoy no puede ser de un árbitro de semifinal de Copa América", dijo Neymar.

Por último, el atacante brasileño elogió a su compañero Lucas Paquetá, autor del gol de la victoria contra Perú y que ya marcó el único tanto de Brasil contra Chile en cuartos de final.

"Paquetá es un gran jugador, viene creciendo a cada partido y en cada partido que hace con la selección, viene de hacer una gran temporada con su club y está demostrando que puede ser un jugador muy importante para la selección brasileña", comentó.