La futbolista de Quilmes, Daniela Palma, dio un gran ejemplo de esfuerzo tras pedir el cambio a los 40 minutos del primer tiempo en medio de un encuentro que estaba disputando, para rendir una materia de la carrera de Kinesiología y Fisiatría en la Universidad Nacional Arturo Jauretche.

La mediocampista central del Cervecero tiene 27 años y le encanta jugar al fútbol. En Primera C todo es absolutamente amateur.

Por ese motivo, Daniela no quiere desatender sus estudios. Bajo este concepto, rindió al costado de la cancha en medio del partido que su equipo le ganó 3 a 0 a Argentino de Quilmes, durante un amistoso jugado el sábado por la tarde.

Palma habló en la semana con su entrenador (Fernando Chiappino) y acordaron que jugaría el primer tiempo, pero le advirtió que a las 17 tenía que estar sentada con la computadora para rendir de manera virtual el examen final de Informática que le permitiría promocionar la materia.