La madrugada del 17 de julio de 1995, los corazones del universo automovilístico se paralizaron y fue por la partida del balcarceño Juan Manuel Fangio, quíntuple campeón mundial de Fórmula 1, considerado como el "mejor piloto de todos los tiempos", aún cuando otras figuras lo superaron en cantidad de títulos.

Sin embargo, desde ese día no se perdió a uno de los más grandes del deportes de la Argentina, sino que se convirtió en leyenda, quien ya era un mito en del automovilismo nacional y mundial.

En Comodoro Rivadavia, el "Chueco" visitó en contadas ocasiones la ciudad y en todas ellas dejó su impronta. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA