Según los planes, en agosto, Buenos Aires iba a ser la sede del Mundial de Waterpolo Sub 20, pero hace algunos días los integrantes del plantel argentino recibió una triste noticia: por el elevado número de casos el torneo cambió de sede y, finalmente, se disputará en Praga.

La noticia no solo implica perder la localía sino, también, la posibilidad de competir teniendo a sus familiares y amigos cerca. Además, el cambio de sede puso en jaque su participación en certamen. Ante la falta de presupuesto para semejante viaje, dos integrantes del equipo que son oriundos de Santa Fe se pusieron a vender alfajores para poder conseguir el dinero que les permita cumplir su sueño. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA