Un juego disputado en Copán, Honduras terminó de manera inesperada, cuando un réferi principal de un torneo desafío enfrentaba a dos equipos que llegaron al final del juego sin definición del mismo.

El choque, que se disputó durante el fin de semana, registró el hecho sorpresivo y que a más de un espectador dejó atónito por el calibre del espectáculo que se vio, ya que al finalizar el juego, el árbitro sacó una pistola para evitar ser agredido.

Un video publicado en las redes sociales, se puede observar al árbitro siendo abordado por varios jugadores del equipo que al parecer perdió, así como por aficionados que,  aparentemente, querían golpearlo por -según estos- fallos que no compartían. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA