Si bien habían arreglado de palabra y el Pulga iba a confeccionar su tercera etapa como futbolista decano, se enfrió el pase. Es que hubo un cruce de contratos con las aspiraciones de ambas partes, pero por parte del delantero no hubo respuesta. Para colmo, en el Sabalero tampoco tienen intenciones de continuar. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA