Hassan protagonizó una remontada increíble en una de las series clasificatorias de los 1.500 metros del atletismo. Cuando faltaban 400 metros para el final, chocó con la keniata Edinah Jebitok y quedó anteúltima.

Pero se levantó, completó la última vuelta al estadio en apenas 61 segundos y terminó cruzando la meta en primer lugar con 4m05s17 para meterse en las semifinales, que se correrán este miércoles.

Tweet de Fede Sánchez Parodi 🇦🇷

La atleta, de 28 años, la gran favorita en esta prueba y una de las grandes atracciones del atletismo en la cita nipona, debió acelerar en todo el último giro para alcanzar al grupo, ganó la serie por delante de la australiana Jessica Hull, que finalizó segunda con 4m05s28, y la estadounidense Elinor Purrier, tercera con 4m05s34.

Nacida en Etiopía hace 28 años, Hassan quiere hacer historia en la capital japonesa, donde busca el triplete dorado en las pruebas de 1.500, 5.000 y 10.000 metros, algo que nunca nadie ha conseguido hasta ahora.