COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Por la fecha 15 del Clausura 2003, Huracán recibió a Boca Juniors en el estadio Tomás Adolfo Ducó y sufrió, además de una goleada por 4 a 0, el descenso a la Primera B Nacional. Sin embargo, para un pibe que ingresó a los 22 minutos del segundo tiempo por Darío Pranich fue un partido inolvidable.

Ese pibe, que ahora está cerca del retiro futbolístico, es Esteban López, el último ídolo del "Globo" de Comodoro Rivadavia. El "Piojo" recordó aquel día con PDC y contó que fue imborrable para él, ya que es hincha de Boca. Por eso, cuando finalizó el encuentro, se dirigió hacia Hugo Ibarra para pedirle la camiseta, pero el "Negro" ya se la había prometido a oto jugador. TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ