Nadia Podoroska firmó una de las victorias más resonantes de su carrera en el Masters 1000 de Roma: superó por 7-6 (6) y 7-5 a la mítica Serena Williams en dos horas de juego y sacó el boleto a los octavos de final del torneo italiano que se desarrolla sobre polvo de ladrillo.

Este triunfo se ubica, sin dudas, entre los más impactantes de su carrera tras haber eliminado a la por entonces 5 del mundo Elina Svitolina en cuartos de final de Roland Garros y superar a la 9ª del ranking Petra Kvitova en octavos del Yarra Valley Classic que se disputó en Melbourne en febrero de este año.

La representante argentina, de 24 años, jugó un partido perfecto contra la actual número 8 del mundo y ex N°1 del ranking WTA. Se adueñó del primer set por 7-6 en el Court Central del Foro Itálico con un tie break plagado de tensión, ya que Nadie llegó a desperdiciar tres set points cuando estaba 6-3 en el tiebreak. Finalmente, se impuso 8-6 en ese apartado y sumó la primera manga para su lado luego de una hora de juego.

El segundo parcial no estuvo exento de dramatismo. La rosarina llegó a estar 5-2 con su saque, pero una de las mejores jugadoras de todos los tiempos tuvo una recuperación impresionante: ganó 12 puntos seguidos y colocó el marcador 5-5 en apenas unos minutos.

Sin embargo, la Peque no bajó los brazos y mostró síntomas de reacción con su saque para adelantarse nuevamente y le quebró el servicio a Williams con un demoledor 0-40 para decretar el 7-5 que finalmente le dio la victoria en tierras italianas.