A finales de 2014 y principios de 2015, un pibito de 10 años revoloteaba por el Club Social y Deportivo San Lorenzo de Perito Moreno. La destreza y picardía de ese pibito llamó tanto la atención que Leonardo Herrera, el director técnico de la primera del “Cuervo” santacruceño de aquel entonces, lo llamó para integrarlo al plantel. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO  CLICK ACA