CÓRDOBA - El hombre de 89 años quedó internado en terapia intensiva tras recibir dos trompadas de un guardia de seguridad y caer al piso. La denuncia la interpuso su hija, quien señaló que la golpiza fue motivada porque el anciano se negó a llevar el changuito al lugar que correspondía.

El episodio ocurrió en Córdoba, a la salida del supermercado de la calle Jerónimo Luis de Cabrera, en barrio Cofico, según apunta Tiempo Sur.

Martina Aguirre, hija del hombre agredido, explicó que su padre cruzó con el changuito de las compras hacia donde tenía estacionado el auto. Al regresar para devolverlo, lo dejó en la vereda.

“El guardia le dice lleve usted el carro y deposítelo donde lo dejan todos los clientes”, indicó la mujer. Ante este pedido “mi padre se da vuelta y le dice: No, llévelo usted, para eso le pagan el sueldo“.

La respuesta del jubilado provocó el ataque. El guardia le pegó dos veces en la cara, causándole un derrame en el ojo derecho. El anciano cayó al suelo, golpeó su cabeza contra el pavimento y perdió el conocimiento.

Luego de lo sucedido, la fiscal Claudia Palacios imputó al guardia seguridad por el delito de lesiones leves. Por su parte, el abuelo quedó internado en terapia intensiva en el Hospital Privado de la ciudad de Córdoba.

Fuente: Tiempo Sur