La postura crítica de Marcelo Gallardo respecto a las decisiones de AFA y el gobierno nacional con el fútbol generaron múltiples reacciones e incluso llegaron hasta el ministro de salud nacional, Ginés González García.

"Lo entiendo, es un entrenador de fútbol, vive de esto y para esto, entiendo que esté nervioso y tenga ganas de volver. Creo que me dijo contradictorio, pero si mal no recuerdo fue River el que no quiso presentarse a jugar cuando empezó esto", expresó el funcionario.

El Muñeco había dicho que no entendía "cómo una industria puede tener 500 empleados trabajando y el fútbol no puede tener dos o tres jugadores entrenando".

El ministro dejó en claro que no contemplan un regreso a los entrenamientos en el futuro cercano y el presidente de AFA, Claudio Tapia, acordó la vuelta para el momento en que todo el país esté en fase 4.

"Tiene que ver con los ánimos, él cumple su misión que es ser entrenador y yo trato de cumplir la mía", agregó el ministro.

Para González García los principales impedimentos para pensar en el regreso a la actividad son la movilidad de los futbolistas y la capacidad de los clubes de cumplir con los protocolos sanitarios.