COMODORO RIVADAVIA - En un partido que dominó totalmente, Gimnasia aplastó anoche a Boca 88 a 61 para volver a ganar de local y consolidarse como único puntero de la Conferencia Sur de la Liga Nacional de basquetbol.

El propósito del Verde es ganar esta serie de cuatro juegos de local –ganó los primeros y le restan los cruces ante Estudiantes de Concordia el martes y Sionista el jueves- para asegurase durante las próximas fechas el liderazgo del grupo y poder consolidarse en la última serie de tres juegos como anfitrión.

Ayer corroboró la gran diferencia de plantel –los visitantes vinieron con apenas un extranjero que fue cortado hace un par de días, y además mostraron muy poco-, porque desde el primer minuto fue mucho más y graficó distancias tan abismales como determinantes.

Como era previsible, Gimnasia priorizó el juego interno para aprovechar las debilidades que el rival presenta en este momento, entonces rápidamente sumó con los lanzamientos de Mainoldi y Clancy y con las penetraciones de Aguerre, a quien le “sobraron” centímetros para encarar el aro; además le sumó un par de aciertos desde afuera para comenzar a adueñarse rápidamente del trámite. El ingreso del cortado extranjero Collins y una defensa en zona no representó ninguna resistencia, sin embargo sufrió algunas pérdidas y se complicó solo ante un rival que fue solo arrestos de Boccia y Ramírez Barrios.

Quiso ser más agresivo el “xeneize” en el segundo cuarto, y si bien así le bajó los lanzamientos al local, adelante continuó tirando torcido (apenas un 28% en lanzamientos de cancha) y Comodoro acentuó la marcada diferencia. También adornó la supremacía con los aciertos de tres de los perimetrales (5 de 9 en los primeros 20 minutos) y redondeó un totalmente eficaz primer tiempo, porque a los porcentajes del primer parcial los sustentó con un enorme trabajo en su aro al permitir nada más que 25 puntos.

Por la diferencia y por el buen potencial que mostró, Comodoro se apropió totalmente del partido en los primeros instantes del tercer chico cuando llegó a dibujar una diferencia de más de 30 puntos. Todo el segundo tiempo estuvo de más. Con efectivos pases extras, jugadas de calidad, y con varios triples, destelló para manejar a voluntad todo el trámite y no tener ningún inconveniente en dirigirse a la victoria. La visita no encontró respuestas nunca y tampoco mejoró en los tiros.

Con todo resuelto anticipadamente, el mens-sana de igual modo no bajó la intensidad en los diez minutos finales y no sufrió ningún tipo inconvenientes para obtener claramente los dos puntos y celebrar un triunfo que le permite permanecer bien arriba y con el deseo intacto de asegurarse el “uno” de la Conferencia. Fuente: Crónica