Llegó un momento en el que Ezequiel Muth entendió que debía pedir ayuda por todos los medios posibles. La situación se había tensado a tal punto que ya no tenía demasiadas opciones. Los buenos recuerdos en el arco de River, los partidos ante el Real Madrid y el interés del Milan de Italia eran simplemente una huella del pasado. Debía –y debe– conseguir un trabajo que lo ayude a subsistir. Así que tomó la decisión: agarró la computadora y escribió.

"Estoy buscando club, nunca pensé recurrir a esto, pero si alguien me ayuda se lo agradezco. Me quedé sin club, sin trabajo y sin casa, lo único que quiero es poder cumplir mi sueño. De corazón, muchas gracias a todos lo que intentan ayudarme", firmó en un tuit que acompañó junto con su nutrido currículum como juvenil que a pesar de sus 20 años suma varios torneos internacionales en las categorías menores del "Millonario" y una breve estadía en el ascenso español. En menos de 24 horas, la publicación explotó: rompió la línea de los 5 mil me gusta y las 5 réplicas.

"Lo venía pensando hace rato pero me daba vergüenza y sentía que era rendirme ante el mundo, pero no pude encontrar otra solución", le explica a Infobae desde Europa.

 Aunque antes de relatar todo su periplo pide doblemente disculpas: sólo responde mensajes por Whatsapp ya que no tiene la línea habilitada para recibir llamados y la mala conexión de internet le impide también el contacto telefónico por la popular aplicación. "Estoy sin trabajo, sin club y sin plata. Estoy viviendo con un chico de Colombia que conocí jugando un partido. Un amigo me había conseguido un trabajo en Ibiza pero a los tres días me echaron porque necesitaban gente experimentada en temporada alta", detalla sobre su breve incursión como promotor en el paraíso español.

Muth llegó a probarse como arquero a la pre novena de River a los 12 años y desde allí construyó una promisoria carrera juvenil. Los ya conocidos Cristian Ferreira y Santiago Sosa, por citar algunos apellidos, fueron sus compañeros de plantel. "Salí tres veces campeón en River, viajé a Qatar, a China y dos veces a Estados Unidos. Las cosas se fueron poniendo difíciles y en 4ª tomé la decisión de irme y venir a Europa porque tenía bastantes problemas allá… Creí que acá iba a estar la solución", detalla sobre la decisión de emigrar este futbolista que también compartió en algún momento una gira del club con Nahuel Gallardo, Gianluca Simeone y Mauro Burruchaga.

El 8 de febrero arribó a tierras españolas y se sumó a las filas del Villacarrillo andaluz del ascenso de ese país (cuarta división). Le prometieron dos años de contrato pero algo falló: "Llegué acá, jugué 12 partidos. Me fue súper bien pero el club me echó apenas terminó todo y me dejó en la calle. No había firmado contrato, ahí estuvo el problema. Me pagaron sólo un mes".

Muth, que estuvo unas semanas viviendo en Barcelona y se probó en el Zaragoza, cuenta con una historia peculiar sobre sus hombros: en el 2015 fue sondeado por el Milan italiano. "Luego del partido contra el Real Madrid, en el lobby del hotel estaba todo el cuerpo técnico y se acercaron a hablar conmigo para saber si tenía representante y ciudadanía", rememora.