Ante Uruguay (3 a 0) por las Eliminatorias, Argentina allanó un poco más su camino al Mundial de Qatar y consolidó aquello que Lionel Scaloni deja entrever cada vez que puede: desde el arco hacia adelante tiene las posiciones cubiertas y, sobre todo, bien rodeado a Lionel Messi. El campeón de la Copa América mostró credenciales de equipo consolidado en una noche que será recordada por mucho tiempo.

El seleccionado resolvió un partido complicadísimo ante el equipo charrúa, armó una goleada contundente y volvió a celebrar junto a los hinchas, que colmaron la mitad del Monumental. La cancha de River se preparó para una fiesta. Ovacionó a Lionel Messi, a Lautaro Martínez y, también, al cada vez más indiscutido Dibu Martínez (con una atajada decisiva).

Argentina está afianzado como líder de Brasil en la tabla de las Eliminatorias y el jueves recibirá a Perú, que cayó horas antes ante Venezuela. El seleccionado no pierde hace 24 partidos y Lionel Scaloni se frota las manos: su equipo, el campeón de América, pudo resolver con solvencia un trámite que no había comenzado fácil.

Es verdad que al inicio del primer tiempo, Luis Suárez tuvo dos clarísimas (una dio en el palo), pero Argentina no se quebró y con goles de Messi, Rodrigo De Paul y Lautaro Martínez se impuso por 3 a 0 y el Monumental asistió a una noche de ensueño.