A la hora de referirse al club de la Ribera, Felipe Melo repasó cada uno de los puntos que lo une con la pasión boquense.

"Cuando era pequeñito veía que Schavi pegaba unas patadas increíbles y me gustaba demasiado. Cuando ví a la hinchada que cantaba 95 minutos por partido, eso era una cosa de locos. Por eso me encantaba", describió eufórico Felipe Melo al relatar cómo se hizo fanático de Boca desde su adolescencia. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA