El joven lo veía por la televisión y no podía creer que desde su óptica de entrenador de divisiones formativas el basquetbolista cordobés mejore en su juego con trabajo, para un pivot de los mejores de Atenas de Córdoba en la historia de la Liga Nacional de Básquet, el mismoc que luego se dirigió a Europa donde brilló y como le quedó “chica” subió otro peldaño más y conquistó con su juego de rol la NBA y hasta se convirtió en un respetado jugador en la historia de San Antonio Spurs.

Sin embargo, en su ingreso al amplio mundo del profesionalismo, Leonardo Martín Villagrán eligió una forma de trabajo donde nadie le regaló nada y a cada charla, capacitación o simplemente un curso donde pudiera fijar conceptos él realizaba el esfuerzo.

TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!