Raúl Bobadilla quedó en el centro de la polémica del fútbol paraguayo después de su celebración en el triunfo 3-1 de Guaraní sobre Libertad que le había dado el pase a su equipo a las semifinales del certamen local.

El delantero argentino, que defiende los colores de la Albirroja desde el 2015, marcó el tanto que selló el encuentro y corrió rumbo a las cámaras de televisión para gritarlo: se bajó parte de su short y abrió el debate. Escándalo. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA