La eliminación de la Copa Libertadores con el contundente 6-2 de River dejó en la cuerda floja a varios jugadores de Nacional de Uruguay. Y en las últimas horas un escándalo generó aún más molestias: los jugadores habrían asistido a una fiesta después del partido que perdieron contra Peñarol por 3-2. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA