La violencia volvió a decir presente el sábado por la tarde en la ciudad de Frías, donde Central Córdoba recibió a Güemes por la 7ª fecha de la zona 3 de la Región Centro del Torneo Regional Federal Amateur.

El partido terminó con serios incidentes y agresiones al árbitro catamarqueño José Silva Castaño.

A los 7 minutos, el Gaucho tuvo la chance de ponerse en ventaja, pero Carlos Valdez se quedó con el penal ejecutado por Claudio Vega. Ya en el complemento y cuando se jugaba el minuto 21, el local se quedó con diez debido a la expulsión de Paolo Pisano.

Y sobre los 37 minutos, Silva Castaño sancionó un nuevo penal para la visita, que desató la furia del público y los jugadores locales.

TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ