Boca empató 0-0 contra Santos por la ida de las semifinales de la Conmebol Libertadores. Un partido donde no hubo mucho que rescatar en ataque.

Sin embargo, en medio de un encuentro muy chato, un detalle llamó la atención de todos: en el entretiempo, el cuadro brasileño no fue al vestuario, sino que se quedó en el campo de juego esperando el segundo tiempo. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA