Este jueves, Sergio Ramos anunció su salida del Real Madrid en una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por el presidente del club, Florentino Perez. "Es uno de los momentos más difíciles de mi vida porque uno nunca está preparado para decirle adiós al Real Madrid", expresó.

"Llegué aquí como un niño y ahora tengo una maravillosa familia, que siempre ha estado conmigo. Ellos me acompañaron siempre, tanto en las buenas como en las malas. Agradezco también al club, al presidente, a todos los compañeros que tuve, a empleados y a los hinchas", añadió el zaguero de 35 años.

Entre lágrimas, Sergio Ramos se despidió del Real Madrid

"Los miro a la todos a la cara y es imposible no emocionarse, pero nunca será una adiós definitivo", explicó el andaluz, quien no decidió su futuro, aunque los rumores lo vinculan con el Manchester City, el Sevilla y una tercera opción sería la MLS de los Estados Unidos.

Asimismo, sostuvo: "cierro una etapa maravillosa y única, para iniciar otra en la que ojalá consiga nuevos títulos, más que un hasta siempre es un hasta luego, porque tarde o temprano volveré", concluyó Sergio Ramos.

Una vez finalizada la rueda de prensa, Florentino Pérez le entregó a Ramos la insignia de oro y brillantes del Real Madrid, en tanto que en la sesión de fotos el futbolista posó junto a los 22 trofeos que ganó en su paso por la entidad.