Tras su participación y debut en los Juegos Olímpicos, Joaquín Arbe emprendió viaje de regreso hacia la Argentina. El nacido en Esquel finalizó 53° sobre 106 atletas marcando 2:21:15 en su tiempo.

Estuvo acompañado por el otro atleta chubutense Eulalio “Coco” Muñoz, quien terminó en la posición 31 haciendo un tiempo de 2:16:35 y rompiendo el récord olímpico argentino desde 1960.

En este marco, en medio de su regreso al país, Arbe se topó con al artista argentino del momento: L-Gante. El cantante de la reconocida "Cumbia 420" aprovechó para grabar un video felicitando al deportista por su gran desempeño en los juegos disputados en Tokio.