La NBA podrá retomar su calendario normalmente, ya que las medidas de prevención que aplicaron para evitar el contagio de coronavirus funcionaron a la perfección. De todos los jugadores que llegaron a Orlando, ninguno presentó síntomas de Covid-19 y todos dieron negativo en su último examen.

La competencia regresará el 30 de julio, casi cinco meses después de haber sido suspendido. Antes del comienzo del campeonato, cada equipo jugará tres exhibiciones, todas antes del 28 de julio. Esto tendrá un costo de 150 millones de dólares pero servirá para terminar de una manera segura la temporada de NBA.

"De los 346 jugadores que se sometieron a test por la COVID-19 en el campus NBA desde que los último resultados fueron anunciados el 13 de julio, han dado cero positivos confirmados", señaló el comunicado emitido por las autoridades del básquet.