El Atlético de Madrid cayó por la mínima ayer en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla, provocando que tanto Barcelona como Real Madrid tengan serias opciones de arrebatarle pronto la punta del campeonato. Pese a que una vez más Oblak fue el salvador del equipo colchonero, parando un penalti, nada pudo hacer con el gol de Acuña. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA