Sergiño Dest fue presentado oficialmente como nuevo refuerzo del Barcelona y como es habitual, el jugador se puso la camiseta y le entregaron el balón para que hiciera algunas jugadas, pero los nervios le jugaron una mala pasada y cuando quiso mostras algunos jueguitos falló.

Sin embargo, luego de esa demostración fallida, el jugador- que llega procedente del Ajax y firmó un contrato con el club catalán por las próximas cinco temporadas (hasta junio de 2025)- demostró que está listo para tirar paredes con Lionel Messi y compañía.  TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA