El papa Francisco calificó como "un honor" que "enseña que incluso en la derrota puede haber victoria" el gesto de Pep Guardiola, quien el sábado se besó la medalla del segundo puesto tras perder la final de la Champions League a manos del Chelsea. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA