Gracias a los potreros, en Argentina surgen jugadores de cualquier punto del país. Ya sea en un pueblo con pocos habitantes o en una gran ciudad. De Koluel Kayke, localidad de Santa Cruz, surgió Maximiliano Méndez, quien debutará este domingo en Olimpo de Bahía Blanca.

El futbolista patagónico tiene 23 años y ya jugó en la primera división del fútbol argentino, dado que entre 2015 y 2017 disputó 9 partidos en Sarmiento de Junín. Entre esos pocos encuentros, tuvo una experiencia inolvidable: enfrentarse a River Plate, el último campeón de la Copa Libertadores, en el Monumental de Núñez.

TERMINA DE LEER ESTA NOTA EN PASTA DE CAMPEON