BAHREIN (ADNSUR) - El español Fernando Alonso no tuvo un regreso feliz a la Fórmula 1, luego de que tras dos años de ausencias debiera abandonar la primera carrera de la temporada por una falla en los frenos.

Si bien en un principio no se conocía el motivo exacto del abandono, estudios realizados por la escudería Alpine, de la cual el asturiano forma parte tras el cambio de denominación de la ahora ex Renault DP World, revelaron el insólito motivo de la falla: un envoltorio de sandwich atascado en los conductos de freno traseros.

“Después de la segunda parada(vuelta 26), un envoltorio de un sándwich quedó atascado en los conductos de freno traseros, provocando altas temperaturas y dañando el sistema de frenado, decidiendo retirarnos por motivos de seguridad. Fue una pena, teniendo en cuenta lo sólido que se estaba mostrando Fernando hasta ese momento”, explicó Marcic Budkowski, director técnico de Alpine, al final de la jornada.

Además, antes del abandono total su vehículo ya había tenido una pequeña falla la cual obligó el equipo del que también forma parte el francés Esteban Ocon a "reducir el rendimiento del coche”.

 “Los frenos han sido la causa del abandono, pero antes tuvimos algún problema con las baterías. Ha sido una carrera a contrapié, pero ha sido emocionante”, reveló Alonso ante los micrófonos de DAZN.

Y cerrró: “Me falta todavía tiempo en el coche. A todos los pilotos que han cambiado de equipo, como Carlos Sainz, Ricciardo, Vettel... vemos que necesitan tiempo. Imagínate eso multiplicado por dos años y medio. Es normal que con el tiempo vayan mejorando las cosas. No puedo decir exactamente los puntos a los que tengo que dedicar más tiempo, pero seguro que dentro de cinco o seis carreras estaré más cómodo de lo que estaba hoy”