La Selección argentina de básquetbol agrandó hoy su sueño de hacer historia en China, luego de superar a Serbia, uno de los candidatos al título, por 97-87, para avanzar a semifinales del Mundial por cuarta vez en la historia. Más allá de la alegría por haber pasado de fase, en el equipo nacional reina la calma y las ganas de ir paso a paso.

En la siguiente fase, los dirigidos por la Oveja Hernández, tendrán otra vez un duro rival, que saldrá del enfrentamiento (jugarán el miércoles, desde las 8) entre Estados Unidos y Francia. El partido de semifinales será el próximo viernes, desde las 9 de la mañana, con televisación de TyC Sports y la TV Pública.

En el caso de que el próximo partido sean los Estados Unidos hay que decir que es un equipo que, sin sus figuras de NBA, viene invicto. Es el defensor del título y no se puede dudar de la jerarquía de sus jugadores. Ya sin Serbia en el camino, es el gran candidato al título.

En lo que va del torneo no tuvo inconvenientes para dejar en el camino a República Checa (88-67), Turquía (93-92), Japón (98-45), Grecia (69-53) y Brasil (89-73).

De tener como rival a Francia, también habrá un plantel muy talentoso enfrente. En sus filas tienen a varios jugadores NBA como Nicolas Batum, Frank Ntilikina, Evan Fournier, Vincent Poirier y el propio Rudy Gobert.

"Indio Lam", un hincha comodorense y fanático de Gimnasia y Esgrima viajó para alentar a la Selección y en los útimos partidos se volvió viral por su "peluca" y bandera de Comodoro Rivadavia.