Leeds sigue de fiesta. Ya había conseguido el doble objetivo del título y ascenso a la Premier League entre viernes y sábado a partir de los resultados de sus perseguidores, sin embargo, el equipo que dirige Marcelo Bielsa celebró este domingo los logros obtenidos tras su triunfo por 3 a 1 en su visita al Derby County, en la anteúltima fecha del torneo de Segunda División de Inglaterra.

Antes del inicio del partido, el Derby County -que el año pasado fue el verdugo del Leeds en los playoffs por el tercer ascenso- formó el tradicional pasillo de honor para aplaudir el ingreso de campeón al campo de juego del estadio Pride Park.

Si bien el visitante arrancó en desventaja por un tanto de Chris Martin al comienzo del segundo tiempo, logró dar vuelta la historia gracias a los goles de Pablo Hernández, Jamie Shackleton y Matt Clarke, en contra.

Consumada la victoria, empezaron los festejos. Abrazos, cantitos, bengalas de humo y mucho champagne voló en pleno césped para empapar a todos de alegría. Luego, la celebración se mudó al vestuario, donde se lo pudo ver al propio entrenador argentino saltando en una ronda junto a los jugadores.