La marihuana sigue siendo un tabú en el mundo del fútbol. A quienes encuentran fumando los marginan, dejan de lado y sancionan, negándoles la posibilidad de jugar al fútbol. Esa es la historia de un futbolista del ascenso patagónico. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA