El seleccionado argentino de vóley se quedó con la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio tras derrotar a Brasil en un partido inolvidable. En medio de los festejos, se dio un momento conmovedor.


 Hugo y Facundo Conte, padre e hijo, exjugador y jugador, se abrazaron para celebrar semejante conquista. Fue, sin dudas, una situación muy emotiva.

Tweet de Ale Liparoti 🇦🇷