Brescia, Italia. Ese fue el destino de Pep Guardiola luego de dejar el Barcelona en 2001. Pep, hoy considerado como uno de los mejores entrenadores de fútbol de la historia, decidió en aquellos tiempos cambiar de aire tras 11 años en el equipo culé y eligió el Calcio como destino.

Humilde, pero con grandes jugadores. Así fue aquel Brescia de 2001 que ascendió a la Serie A. Roberto Baggio, Andrea Pirlo y Luca Toni eran algunas de las estrellas que conformaban el equipo dirigido por el experimentado Carlo Mazzone. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA