El 4 de septiembre del 2005, para Cipolletti y Huracán fue “el tiempo del encuentro con el pasado que volvió a enfrentarse con sus vidas”. Tantos años habían pasado de la histórica final de 1985 que la mayoría de los hinchas de Cipo que asistieron a “La Visera” como un partido más, y sólo los memoriosos tuvieron miedo a incidentes. Desde Comodoro Rivadavia arribó un colectivo a Neuquén lleno de hinchas del “Globo”. La policía de Río Negro acusó que no los pudieron contactar para programar una limpia entrada de los comodorenses a La Visera de Cemento.

El colectivo de Comodoro Rivadavia ingresó a Cipolletti por la calle Mengelle y se encontró frente a frente con la hinchada de Cipolletti. La policía apenas pudo disminuir la violencia, ni siquiera en cantidad de efectivos existió prevención ante la historia de la rivalidad de albinegros y comodorenses. Frente a frente, ambas barras se tiraron piedras, baldosas y hasta se pelearon mano a mano con golpes de puño.

TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ

El día que Huracán y Cipolletti se reencontraron luego de 20 años