Mario Amado, es el entrenador el cual Sergio Romero valora como un adelantado en su carrera desde formativas camino a lo que sería el profesionalismo con consejos que tenían que ver con su puesto de arquero.

Apodado cariñosamente como el “Rengo”, don Amado es uno de los técnico históricos de la estructura técnica de la Comisión de Actividades Infantiles que aún hoy pregona con su docencia a los jóvenes que sueñan desde el “Azurro” con llegar a Primera División.

“El primero que te nombraré es el que tuve en CAI de Comodoro, que fue el que a mí me marcó y que intentó de cambiar mi mentalidad en decir ´sos arquero pero que seas un poco jugador´, ese fue Mario Amado“, indicó Sergio Romero en un mano a mano con Ubaldo Matildo Fillol, en una charla por Instagram.

Sergio Romero sobre CAI

“Fue un cambio el entender que el arquero no solo debía estar debajo de los tres palos, sino que debía tener una visión más amplia del fútbol”, aseguró el nacido futbolísticamente en los arcos de futsal con la camiseta de Almirante Brown, antes de jugar en “cancha grande” con la CAI, equipo que le dio la chance de llegar a Racing, para luego insertarse en el profesionalismo.

Mario Amado, dejó su trabajo de repartidor de cigarrillos, para ser uno de los entrenadores y formadores que tiene la CAI desde hace más de 20 años y en los que a los futbolistas no sólo los exigía como futbolistas en formación, sino como personas.

Es por eso que a Romero, el arquero con mayor cantidad de partidos en el arco “Albiceleste” con 96, y uno de los artífices para tener a la Argentina en la Copa de Mundo  de Brasil 2014 en una final luego de 24 años, le pedía el boletín de calificaciones de la escuela para saber cómo era su rendimiento y de ese modo poder sumarlo a los entrenamientos.  De no ser así, primero el estudio y en consecuencia la pelota.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!