Falcioni -es paciente de riesgo porque tiene 64 años y en el último tiempo superó un cáncer de laringe- se contagió de Covid-19 el pasado 6 de abril y desde entonces estuvo alejado del predio de Villa Domínico, pero esta vez decidió acompañar a sus dirigidos desde el banco de suplentes. Anteriormente, Omar Píccoli, Pedro Monzón y hasta César Velázquez, el entrenador de arqueros, se habían hecho cargo del equipo.

Cuando se hablaba de los problemas personales que tenía Falcioni era por Ada, quien tenía cáncer y también había contraído coronavirus. “Gracias a todos los que me acompañaron y nos enviaron mensajes en este difícil momento para nuestra familia”, fue lo que escribió el DT en sus redes sociales tras el triste episodio.

El Emperador, un hombre acostumbrado a pelearla y de muchas batallas, esta noche con un hombre menos por la expulsión de Thomas Ortega, metió a su equipo entre los cuatro mejores de la Copa Liga Profesional. Su próximo rival saldrá del ganador del cruce entre Colón y Talleres en Santa Fe.